El hoax de las coincidencias “misteriosas” entre Jhon F. Kennedy y Abraham lincoln

.
.

El hoax que exhibiremos a continuación en verdad que es todo un clásico, es un ejemplar que en diversas partes del mundo ha sido explotado en televisión en los clásicos programitas de “misterio” y aunque el hoax tiene coincidencias, NO tiene nada de misterioso.
Revelaremos un ejemplo de hoax, en el que un típico ignorante crea un cuento al estilo inconfundible de los fabricantes de “misterios” pues, primero nos dicen que la información es “real”, después nos dicen que es “misteriosa”, después nos dicen que es una especie de “coincidencia”, enseguida se preguntan si ¿en verdad será coincidencia? y en la transformación final llegan a conclusiones del tipo:
¿Esto será obra de alguna fuerza obscura?



 

 

¿Acaso esto es simplemente una coincidencia?



 

 

¿Verdad que es todo un misterio?

Estimados lectores les presento a ustedes un clásico de clásicos, me refiero al hoax de:

“LAS COINCIDENCIAS ENTRE JHON F. KENNEDY Y ABRAHAM LINCOLN”
Resulta de verdad cómico como es que diversos hoaxes (que luego se transforman en “documentales”) siempre encuentran “misterioso” todo aquello que no lo es, y cuando se trata de “coincidencias” el fenómeno es peor.
Una característica muy propia de este tipo de hoaxes, es que si existen miles de diferencias y sólo 2 coincidencias, ignoran las diferencias y se enfocan únicamente en las escasas coincidencias. Y si no tienen coincidencias las inventan, para eso sólo “redondean” fechas o “adaptan” palabras para que sus falsedades puedan entonces si “coincidir”.
Por ejemplo, la mayoría de los hoaxes dicen que el asesino de Lincoln (Booth) después del asesinato, fue atrapado en un “almacén”, cuando en realidad lo atraparon en un hórreo de tabaco (especie de granero ó silo) y como es costumbre, a los fabricantes de “misterios” se les hace lo mismo el agua que el hielo.
Vean en ésta página de internet, como después de leer el hoax, nos aclaran que:
3.- Booth de hecho huyó hacia una granja donde fue asesinado en un hórreo de tabaco. Por lo que puede ser exagerado llamarlo almacén….
Me causa risa, el supuesto “misterio” entre el número de letras de los nombres tanto de los ex presidentes como de los asesinos, pues yo todavía no entiendo ¿qué nos quieren mostrar?, exactamente, ¿qué tiene de “obscuro”? esa absurda COINCIDENCIA.
Hay coincidencias, que lejos de ser “misteriosas”, son simple y sencillamente coincidencias OBVIAS y comunes de alguna profesión como por ejemplo:
“Ambos estaban estrechamente vinculados con los derechos humanos”
Hay que tomar en cuenta que tanto Lincoln y Kennedy, eran los presidentes de una nación, es decir tenían el mismo tipo de trabajo, por lo tanto una coincidencia laboral como la anterior, resulta muy obvia y para nada “misteriosa”.
Si usted es profesor y busca con algún compañero suyo que también sea profesor alguna coincidencia vera que tiene muchas, como:
“Ambos se encuentran estrechamente vinculados con la educación”

Y si le sigue buscando vera que también tendrán diferencias, pero ninguna de estas coincidencias (o diferencias) tendrán algo de “misterioso”, porque es un fenómeno totalmente común.

En EEUU hay algunas páginas de internet que han extendido convocatorias para encontrar más coincidencias “misteriosas” y da risa lo que se lee en ellas, nada menos, en el hoax anterior, nos citaron una coincidencia de esas, por ejemplo:
“Una semana antes de ser asesinado, Lincoln estuvo en Monroe, Maryland”


 

 

“Una semana antes de ser asesinado, Kennedy estuvo con Marilyn Monroe”

Todavía no encuentro la “misteriosa” asociación entre un estado de EEUU y Marilyn Monroe, como para que todavía nos digan que es “la coincidencia más escalofriante”, cuando mucho es una simpática rima, que bien puede ser utilizada en una canción, no sé, podría ser “La cumbia de las bobadas” o el “Reggaetón del ná que ver”.

Otro ejemplo de coincidencia absurda y que no se menciona en este hoax, pero sí en otras versiones en inglés es:
“El vicepresidente Andrew Johnson tenía una nariz chata y el pelo peinado hacia atrás”


 

 

“El vicepresidente Lyndon Johnson tenía una nariz chata y el pelo peinado hacia atrás”
 En esas páginas web nos muestran coincidencias tan absurdas como la anterior, pero ampliando el universo de “coincidencias” a: los amigos, los padres, los sucesores, las fotografías, los maestros de primaria, los asesinos, los ayudantes de los asesinos, etc., y todavía llegan a la ridiculez de decir que todo eso es prueba de una “reencarnación”, inclusive han impreso libros recopilando todas estas “coincidencias”  y explicando por supuesto “el misterio” detrás de ellas.
Por cierto hablando de libros, así como existen los libros con “misterios” fabricados como el anterior, afortunadamente también existen los libros “anti-misterios” basados en información científica sólida y no en anécdotas recicladas.
Les recomiendo un gran libro de este tipo, fresquecito, calientito, nuevecito y que salió a la venta hace unas cuantas semanas, éste libro está especializado en desmentir misterios que se presentan como reales, pero que no lo son (como éste hoax y) como:
La “misteriosa” leyenda de la Atlántida.

La “misteriosa” leyenda de las calaveras de cristal.

El “misterio” del triangulo de las bermudas.

El “misterio” de las cirugías psíquicas (sin bisturí).

El “misterio” del (n-esimo) “fin” del mundo (en el que según un “misterio” Maya ahora sí será en el 2012).

El “misterio” del aeropuerto prehistórico para “extraterrestres” (en Perú).

El “misterio” del chupacabras.

Entre un inmenso etc., de “misterios” similares.
El libro se llama “LA CARA OCULTA DEL MISTERIO”, y sus autores son los españoles: Luis Alfonso Gámez e Iker Ayestaran. De editorial comares.
Luis Alfonso Gámez es periodista científico del diario español EL CORREO, consultor del comité para la investigación escéptica, miembro del círculo escéptico y autor del blog Magonia.
Y vean PARTE de lo que en ese libro se dice acerca del “misterio” de las coincidencias entre Jhon F. Kennedy y Abraham Lincoln.
…Abraham Lincoln (catorce letras el nombre completo) nació en 1809 y murió en 1865. Jhon Fitzgerald Kennedy (21 letras el nombre completo) nació en 1917 y murió en 1963. Sus nombres completos no tienen el mismo número de letras, y tampoco hay un siglo de diferencia exacta entre sus nacimientos y muertes. Lincoln fundó el partido republicano; Kennedy era demócrata. Si fueron elegidos con 100 años de diferencia como congresistas y presidentes, pero la carrera de Lincoln se contó por fracasos en las urnas entre 1846 (no 1847) y 1860, la de Kennedy fue ascendente desde 1946 (no 1947) hasta 1960. Lincoln además fue reelegido para el cargo, mientras que Kennedy no acabó su primer mandato en la Casa Blanca.

Aunque Kennedy tuvo una secretaria llamada Evelyn Lincoln, no hubo secretaria de Lincoln que se apellidara Kennedy. Oswald se escondió en un cine, y no en un teatro, y asesinó al presidente a distancia, mientras que Booth lo hizo de cerca. Es falso que los dos magnicidas nacieran también con un vinculo exacto de cien años, porque Booth lo hizo en 1838 y Oswald, en 1939…

…Al comparar la vida de dos personas, si seleccionamos sólo en lo que coinciden, acaba creándose la sensación de que estamos ante algo sorprendente, cuando en realidad no es así.

…El químico Bruce Martin, de la Universidad de Virginia, publicó en 1998 en la revista the skeptical inquirer un articulo en el que desmonta las presuntas coincidencias presidenciales y recuerda que los dos mandatarios no nacieron ni murieron el mismo día ni el mismo mes, no fallecieron a la misma edad y los nombres de pila de sus esposas no eran el mismo, entre otros detalles olvidados.
Como dije, sólo he puesto un extracto breve de lo que en el libro se menciona, puesto que ahi también se incluye otra “misteriosa” coincidencia, que es la del escritor Thomas Mann y el físico Erwin Shrödinger, pero de esa ya hablaremos en otra ocasión.
Si leen el artículo referido de Bruce Martín publicado en 1998 en la revista the skeptical inquirer, verán que ahí nos enseña cómo es que eventos que parecen “improbables” pueden de hecho ser calculados con precisión, con una rama de las matemáticas que se llama PROBABILIDAD, utilizando varios ejemplos hipotéticos para demostrarlo, en todos ellos utiliza el mismo procedimiento y nos recuerda que aunque el resultado sea muy sorprendente o aunque nuestras expectativas no estén de acuerdo con la realidad, NO SE REQUIEREN DE FUERZAS MISTERIOSAS para explicar este tipo de coincidencias.
Un ejemplo que utiliza para mostrar lo anterior y quitarles el “misterio” a las coincidencias entre Kennedy y Lincoln fue aplicando el mismo procedimiento matemático pero ahora con DATOS REALES.
Los datos utilizados fueron las fechas de nacimiento y de defunción de los ex presidentes norteamericanos, estos son los resultados que obtuvo:
Con 41 casos de nacimientos, Bruce Martín obtuvo que existía una probabilidad del 90% de que dos presidentes deberían de haber nacido el mismo día, y vemos que hay una coincidencia, pues James K. Polk y Warren G. Harding nacieron el mismo día.
Con el mismo número de casos existe un 66% de probabilidad de que ocurra una segunda coincidencia, como sabemos, esta no ha ocurrido.
Con las defunciones es otro “misterio”, pues vemos que de 36 decesos, Bruce Martín obtuvo que existía un 83% de posibilidad de que dos presidentes hayan muerto el mismo día, nuevamente, vemos que hay una coincidencia, pues como se puede observar en la tabla, Millar Fildmore y William Howard Taft, murieron un 08 de Marzo.
Con 36 decesos, también existe una posibilidad de un 51% de que ocurra una segunda coincidencia y como se puede observar (y ahí si para que vean es algo asombroso) vemos que existe una segunda coincidencia, pues los ex presidentes John Adams, Thomas Jefferson y James Monroe murieron un 04 de Julio.
Algo que todavía tendría más sentido de considerarse “misterioso” y que sin embargo, NO SE CONSIDERA ASI, sino que por el contrario se considera como lo que es, como una simple COINCIDENCIA es el hecho de que Jhon Adams y Thomas Jefferson no sólo murieron el mismo día, sino que inclusive murieron el mismo año, con sólo unas cuantas horas de diferencia.
Por lo que después de todo esto, Bruce Martín nos invita a la reflexión de que cada vez que alguna persona ante un evento que parezca “improbable” y que sorprendido nos diga:
¡Pero es que no puede ser solamente coincidencia!

en ese caso simplemente podemos responderle:

¿Y por qué NO?

Un saludo para todos.

Ojala y ustedes también puedan adquirir el libro LA CARA OCULTA DEL MISTERIO (se los recomiendo), si se animan lo pueden comprar en la casa del libro, online, esta librería es muy responsable y las compras en su portal son bastante seguras, he hecho varias compras con ellos y no he tenido ningún incidente, por eso es que se los recomiendo ampliamente. Los libros los mandan a través de DHL y tardan aproximadamente entre 3 y 7 días para entregarlos.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: