Cuando la burocracia “certifica” que las pseudo-ciencias funcionan.

.
.
Una razón por la que muchas manifestaciones de la charlatanería persisten, se debe en parte por las frecuentes “certificaciones” de organismos gubernamentales, personajes o instituciones de prestigio, en el que de manera equivocada e involuntaria una simple opinión se interpreta como testimonio legitimo de alguna actividad pseudocientífica, de manera que cuando un alto funcionario utiliza, aprueba o menciona alguna virtud, bondad o “beneficio” de alguna superchería, se puede fácilmente interpretar como una  validez o permiso oficial, autentificando de manera indirecta alguna actividad fraudulenta.
En otros casos, no es ingenuidad sino complicidad pura y las instancias gubernamentales de distintas partes del mundo de manera directa legitiman a la charlatanería, ya sea a través de fallos judiciales a favor, licencia de manufactura ó venta de supercherías, permisos para ejercerlas o simple y sencillamente contratando los servicios del amplio catalogo de charlatanes.
Hace unos días, estaba leyendo en el ultimo numero de la revista Skeptical Inquirer (Vol.34 No.6 Nov.-Dic. 2010) un reporte especial del científico polaco Tomasz Witkowski, titulado Carta abierta en defensa de la razón, donde nos presentaba un caso de “certificación” gubernamental a las pseudo ciencias ocurrido en Polonia:
La carta se la envió a la Ministra del Trabajo y Política Social de Polonia, Jolanta Fedak, pues ella, es la titular de la institución responsable de hacer un documento llamado:
Clasificación de ocupaciones y especializaciones (de Polonia).
Y es que en ese documento publicado en internet (http://www.pszpraca.gov.pl/) en el 2009, se aprueba el ejercicio de diversas profesiones y ocupaciones económicas de Polonia, entre las cuales se incluía de manera formal las “profesiones” de:
• Adivino     • Astrologo       • Terapeuta bioenergética          • Terapeuta reflexólogo     • Radiestesistas (zahorís).

En esta clasificación oficial, se incluye además una breve descripción de la “profesión” de manera que, de acuerdo a la definición del gobierno de Polonia, tenemos por ejemplo que:

El Dr. Tomasz Witkowski junto con otro grupo de científicos polacos, hicieron una carta de protesta en la que le exigieron al gobierno que se disculpara por semejante insulto y que además removieran las “profesiones” anteriores de la clasificación oficial.
Después de que la carta fue publicada y de que en el transcurso de 5 días la firmaron casi cinco mil personas, en su mayoría miembros de la comunidad científica comenzó el escándalo, pues los principales medios de comunicación allá si divulgaron la noticia ampliamente (cosa muy distinta si hubiera ocurrido aquí en México).
La primera respuesta la dio Bozena Diaba, secretario de prensa del Ministerio del Trabajo y Política Social de Polonia de la siguiente manera:

No vamos a excluir a la adivinación de la lista de ocupaciones, existe la ocupación de científico, así como también existe la ocupación de adivino.

Mostrando la pereza clásica de los burócratas, el secretario de prensa, no se tomo la molestia de revisar el listado de ocupaciones y especializaciones referido, pues, es curioso que en ese listado no se mencionen las profesiones de “científico” o por ejemplo el oficio de “poeta”.
Así mismo, los científicos investigaron los requisitos que se necesitaban para registrar una ocupación formal en el referido listado oficial y se dieron cuenta de que cualquier asociación, sindicato o hijo de vecino podía registrar CUALQUIER ocupación, bastaba sólo con que se llenara la pertinente solicitud, se presentara al Ministerio del Trabajo para su “revisión” y al final prácticamente TODAS las solicitudes eran aprobadas.
Por lo que al Dr. Tomasz Witkowski se le ocurrió que si los astrólogos podían, él también puede vestirse todo de blanco, presentarse personalmente en el Ministerio de Trabajo y presentar ante la ministra Jodanta Fedak, una solicitud para el registro de la siguiente ocupación:
¿Qué me dice usted Sra. Ministra?

Me gustaría señalar que estoy convencido de que poseo todas las habilidades necesarias para la práctica de esta profesión. He estado actuando como Dios de manera clandestina desde hace muchos años, pero ahora me gustaría tener la oportunidad de realizar mi actividad de manera legal dentro del territorio de Polonia.

La comunidad científica se movilizó re-enviando la carta firmada ante instancias superiores, como la oficina del Secretario de estado y la del Primer Ministro de la República de Polonia.

Fue hasta entonces que por instrucciones de los de “hasta arriba”, la Sra. Ministra del Trabajo y Política Social de Polonia, Jolanta Fedak, emitió la postura oficial del gobierno de Polonia con respecto a este asunto de la Clasificación de las profesiones a traves de una carta de 6 paginas. En las primeras 5 hojas y media había historia, estadística y el clásico bla, bla, bla de los burócratas, y ya finalmente hasta la última (mitad de la) página estaba lo interesante:
La clasificación de las ocupaciones y especialidades también es conocida como una clasificación económica, en las que se abarcan las ocupaciones y especialidades, que de hecho se encuentran en el mercado de trabajo.

Por lo tanto, dicha clasificación debería reflejar de manera objetiva el hecho de que existen un conjunto de actividades desempeñadas por personas económicamente activas.

También se incluyen actividades, que se consideran no convencionales, por ejemplo, paramédicos, astrólogos, espiritistas, etc. No tiene importancia lo que su estatus ontológico les atribuya. La clasificación no prevé ninguna obligación de utilizar los servicios de las entidades / personas que realizan trabajos individuales.


El reconocimiento oficial de una determinada ocupación, es precedida por la inclusión en la clasificación sobre todo para fines estadísticos. Los adivinos, astrólogos y terapeutas bio-energeticos ofrecerán sus servicios con independencia de si los nombres de sus ocupaciones se permiten o se eliminan de la clasificación. La eliminación daría lugar a una imagen incompleta o limitada de la estructura de las ocupaciones que se encuentran en el mercado laboral.

El hecho de incluir una ocupación en la clasificación sólo indica las funciones de esa ocupación en el mercado laboral, independientemente de si está legalmente sancionada o no. La clasificación de las ocupaciones no debe confundirse con la llamada lista de las profesiones reguladas, cuyo ejercicio está sujeto a las regulaciones de la ley.

Como se mencionó anteriormente, la clasificación de las ocupaciones y especialidades se aplica sobre todo para llevar a cabo estudios estadísticos. Si se omite incluir cualquiera de las ocupaciones que en la realidad se encuentran en el mercado laboral, se puede distorsionar significativamente la imagen de la realidad.

Ministra Jolanta Fedak
Se puede volver a escribir o leer este texto varias veces, y en lugar de escribir las ocupaciones de adivino, radiestesista, astrólogo ó bio-terapeuta, se pueden sustituir otras actividades comerciales como: mafioso, ratero, prostituta, traficante de drogas, mercenario, proxeneta, usurero, limosnero, agilizador de tramites (ó coyote), administrador de peleas (de perros, de gallos, etc.), franelero de estacionamiento, escupefuegos de semáforo, reciclador (ó pepenador), productor musical (de piratería), etc.
La lógica de los argumentos será igualmente coherente en estos casos. Estas son actividades que funcionan en el mercado de trabajo, además nadie le obliga a usar los servicios de estos proveedores. Estas personas también prestarían sus servicios independientemente de que su trabajo sea incluido en la clasificación o no. La omisión de estas ocupaciones en la clasificación daría lugar a una imagen incompleta o limitada de la realidad.
¿No lo cree usted?
Lo anterior sólo demuestra que sin importar el país, los burócratas siempre encuentran la manera de avergonzar ante el resto del mundo a los ciudadanos que representan.No tiene desperdicio recordar algunos otros ejemplos de legitimizaciones  gubernamentales a las pseudociencias:

Como por ejemplo, el caso de la jueza Brasileña Jacqueline Hofler quien en Mayo del 2006 aceptó el testimonio de un muerto desde el más allá, como “prueba” de la defensa en un juicio de homicidio con jurado celebrado en Viamao, en Rio Grande do Sul, la fiscalía no hizo nada por evitarlo y el acusado de homicidio fue declarado inocente.

O más recientemente el caso de la jueza española Otilia Martínez quien condenó a pagar una multa de 204 euros al profesor universitario Fernando Cuartero por “injuria”, al haber calificado en una carta de “vulgares estafadores” a los organizadores de un seminario espiritista celebrado en las instalaciones de una universidad pública (y así proyectar una falsa legitimidad universitaria, por otro lado, que verguenza de autoridades universitarias, el facilitar las instalaciones para este tipo de bajezas).

Con esto, la jueza de manera legal nos esta diciendo que los servicios de los espiritistas, astrólogos o adivinos son “genuinos” y que por lo tanto los “organizadores” no pueden ser llamados estafadores. Pero que estupidez. Me imagino a la misma jueza multando a una persona por “injuriar” a un campesino, llamandole “vulgar narcotraficante“.

Por cierto, yo apoyo al profesor Fernando Cuartero y

Otro ejemplo más discreto y elegante, pero no por eso menos grave, de legitimación de las pseudo ciencias fue por cortesía de la doctora en biología y directora de la facultad de Ciencias de la UNAM Rosaura Ruíz Gutiérrez, quien en la anterior semana de la ciencia, al final de su ponencia sobre “Una ciudad educada en ciencia“, respondió a una pregunta de los autores del blog Espejo escéptico diciendo, entre otras cosas:
“El conocimiento científico tiene que respetar otras formas de conocimiento. La acupuntura, por ejemplo…”
Es evidente que la Dr. Rosaura Ruíz Gutiérrez no está bien informada acerca de las PSEUDO ciencias, como para que todavía nos invite a “respetar” los FRAUDES medicinales y los conocimientos anti científicos como la acupuntura.

Este detalle puede generar que muchas personas ingenuas ahora ya consideren a la acupuntura como un “conocimiento respetable” que puede “curar”, nada más porque lo dijo una burócrata de la UNAM.

Recordemos que la acupuntura no es otra cosa que una variante de magia, equiparable con el vudú, pues así como la superstición del vudú dice que se puede causar daño a una persona enterrando alfileres en un muñeco, en la superstición de la acupuntura nos dicen lo opuesto, pues nos dicen que enterrando agujas en el cuerpo en ciertos meridianos, interrumpiendo el flujo del “chi”, se puede “curar” a una persona dañada.

Y como olvidar el célebre caso de “investigación” utilizado por el ex-procurador de justicia Antonio Lozano Gracia y el fiscal especial Pablo Chapa Bezanilla quienes contrataron a la vidente “criminalistaFrancisca Zetina “La Paca”, para que ejerciendo su “profesión” en octubre de 1996 encontrara (según ella) el cadáver perdido del diputado Manuel Muñoz Rocha, en la finca del Encanto, aportando con ello pruebas “contundentes” para la detención y encarcelamiento de Raúl Salinas.

Ni hablar, por lo pronto reciban todos ustedes mi primer saludo de este año 2011.

About these ads
Comments
One Response to “Cuando la burocracia “certifica” que las pseudo-ciencias funcionan.”
  1. lex lutval dice:

    Entiendo y es mas, aplaudo tus valiente defensa del conocimiento científico con tus acertados comentarios con respecto a las seudo-ciencias y afines, pero atención, tampoco hay que cerrarse ante la posibilidad de que ciertos tratamientos o terapias puedan tener validez, como es el caso de a acupuntura, que parece puede servir para aliviar ciertas dolencias.

    Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: